3.12.09

Mi confesión



MY CONFESSION by Josh Groban


I have been blind, unwilling to see
The true love you're giving.
I have ignored every blessing.
I'm on my knees confessing
He estado ciego
Renuente A ver el amor verdadero
Que tu estás dando
He ignorado toda bendición
Estoy de rodillas Confesando ...

That I feel myself surrender
Each time I see your face.
I am staggered by your beauty,
Your unassuming grace.

Me siento rendido
A cada momento que veo tu rostro
Estoy tambaleando por tu belleza
Tu modesta gracia

And I feel my heart is turning,
Falling into place.
I can't hide
Now hear my confession.

Y siento que mi corazón da vueltas
Cayendo dentro (into place)
No puedo ocultarlo
Ahora oyes mi confesión

I have been wrong about you.
Thought I was strong without you.
For so long nothing could move me.
For so long nothing could change me.

He estado equivocado acerca de ti
Pensé que era fuerte sin ti
Por mucho tiempo
Nada podría moverme
Por mucho tiempo
Nada podría cambiarme

Now I feel myself surrender
Each time I see your face.
I am captured by your beauty,
Your unassuming grace.

Me siento rendido
A cada momento que veo tu rostro
Estoy atrapado por tu belleza
Tu modesta gracia

And I feel my heart is turning,
Falling into place.
I can't hide
Now hear my confession.

Y siento que mi corazón da vueltas
Cayendo dentro (into place)
No puedo ocultarlo
Ahora oyes mi confesión

You are the air that I breathe.
You're the ground beneath my feet.
When did I stop believing?

Eres el aire que me alienta
Eres la grama debajo de mi pie
Cuando pararé de creer?

Cause I feel myself surrender
Each time I see your face.
I am staggered by your beauty,
Your unassuming grace.

Porque me siento rendido
A cada momento que veo tu rostro
Estoy atrapado por tu belleza
Tu modesta gracia
And I feel my heart is turning,
Falling into place.
I can't hide
Now hear my confession.

Y siento que mi corazón da vueltas
Cayendo dentro (into place)
No puedo ocultarlo
Ahora oyes mi confesión

I can't hide
Now hear my confession.

No puedo ocultarlo
Ahora oyes mi confesión

Hear my confession.

Oyes mi confesión

5.10.09

Revoluciones...



No creo en las revoluciones musicales, más bien me interesan los cambios que producen los movimientos discretos.

Mike Stern
guitarrista de jazz

4.10.09

Sabiduría salteña...


"Este (Argentina) es un país duro, hermano. Te vencen. Todo funciona para que bajes la bandera."

Dino Saluzzi
Artista

25.9.09

El valioso tiempo de los maduros

Matías Janello, ceramista San Rafael 2008


EL VALIOSO TIEMPO DE LOS MADUROS

Conté mis años y descubríque tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante que el que viví hasta ahora...
Me siento como aquel chico que ganó un paquete de golosinas: las primeras las comió con agrado pero, cuando percibió que quedaban pocas, comenzó a saborearlas profundamente.
Ya no tengo tiempo para reuniones interminables donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada.
Ya no tengo tiempo para soportar absurdas personas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.
Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocres.
No quiero estar en reuniones donde desfilan egos inflados.
No tolero a maniobreros y ventajeros.
Me molestan los envidiosos, que tratan de desacreditar a los más capaces, para apropiarse de sus lugares, talentos y logros.
Detesto, si soy testigo, de los defectos que genera la lucha por un majestuoso cargo.
Las personas no discuten contenidos, apenas los títulos. Mi tiempo es escaso como para discutir títulos.
Quiero la esencia, mi alma tiene prisa...
Sin muchas golosinas en el paquete...
Quiero vivir al lado de gente humana, muy humana.
Que sepa reír de sus errores.
Que no se envanezca con sus triunfos.
Que no se considere electa antes de hora.
Que no huya de sus responsabilidades.
Que defienda la dignidad humana.
Y que desee tan sólo andar del lado de la verdad y la honradez.
Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena.
Quiero rodearme de gente que sepa tocar el corazón de las personas…
Gente a quien los golpes duros de la vida le enseñó a crecer con toques suaves en el alma.
Sí… tengo prisa… por vivir con la intensidad que sólo la madurez puede dar.
Pretendo no desperdiciar parte alguna de las golosinas que me quedan…
Estoy seguro que serán más exquisitas que las que hasta ahora he comido.
Mi meta es llegar al final satisfecho y en paz con mis seres queridos y con mi conciencia.
Espero que la tuya sea la misma porque de cualquier manera llegarás...

Mário Raul de Morais Andrade
(São Paulo, 9 de octubre de 1893 25de febrero de 1945) fue poeta, novelista, ensayista y musicólogo.

19.9.09

El hombre mediocre.



El hombre es. La sombra parece. El hombre pone su honor en el mérito propio y es juez supremo de sí mismo; asciende a la dignidad.
La sombra pone el suyo en la estimación ajena y renuncia a juzgarse; desciende a la vanidad.
Hay una moral del honor y otra de su caricatura; ser o parecer.
José Ingenieros.

14.9.09

Pecado mortal


Quizá el pecado capital que he cometido, aquí en mi país (Argentina) fue expresar siempre en voz alta mis sentimientos, mis críticas, insisto, en esta sociedad del privilegio, donde unos pocos gozan hasta el hartazgo, mientras la mayoría vive en la miseria y la desesperación.
Todo esto no se perdona, por el contrario se castiga.
Dr.Rene Favaloro

17.8.09

Extraño

Conozco la negra delicia de ser extraño, el castigo de ser diferente entre la muchedumbre.
Pero de eso me he sentido siempre orgulloso.
Y sin embargo he sufrido las penas infernales de vivir solitario en mi celda...

3.8.09

El viajero...


El viajero (ojo, no confundir con turista) recorrió, en 150 días, más de 8.000 kms en Europa. Desde la helada Finlandia hasta la soleada España, pasando por Suecia, Dinamarca, Alemania, Austria, Italia y Francia.
Viajó en automóvil, bicicleta, ómnibus, tren, barco.Transitó caminos vecinales pavimentados, increíbles autopistas, calles y avenidas impecables.
Fue testigo de 2 accidentes de tránsito: una colisión entre un auto y un bus en Copenhague, frente al famoso Parque Tivoli, y un roce entre un pequeño camión y una rural en la autopista a Módena, ambos sin víctimas.
Anduvo bastante en automóviles particulares, manejados por amigos y conocidos, desde un viejo y modesto Fiat Uno de su tío campesino en Alessandria hasta un moderno y lujoso Mercedes Benz de un publicista en Hamburgo.
JAMAS pudo andar más de un metro sin que el conductor le indicara que debía ponerse el cinturón de seguridad.

El viajero regresó a un empobrecido y corrupto país del Tercer Mundo, en Sudamérica. De hecho una "republiqueta sojera", no muy diferente de las más conocidas "republiquetas bananeras" .
En los 150 días posteriores a su regreso, anduvo más de 8.000 kms, recorrió 6 provincias, desde la semidesértica Mendoza hasta la rioplatense Buenos Aires, pasando por San Luis, Córdoba, Santa Fé y La Pampa. Viajó en automóvil, bicicleta, ómnibus, tren. Transitó caminos vecinales de tierra, autopistas truchas, calles y avenidas poceadas.
Fué testigo de 52 accidentes de tránsito, entre todo tipo de vehículos, con inmumerables víctimas.
Anduvo bastante en automóviles particulares, manejados por amigos y conocidos, desde un viejo y destartalado Fiat 600 de su amiga desocupada en San Rafael hasta un lujoso BMW de un ejecutivo en la Capital Federal.
JAMAS le pidieron que se abrochara el cinturón de seguridad.

14.7.09


Words without actions are
the assassins of idealism.

Herbert Hoover
US mining engineer & politician
(1874 - 1964).

12.7.09

Cerezo en flor


El cerezo en flor de Chiquita.
Mañana hubiera festejado otro cumpleaños.
Donde sea que ella esté ahora seguro que está en paz.
Espero que disfrute esta imagen.

6.7.09

Qué quiere decir ser ateo, por Alejandro Rozitchner. Filósofo.

Qué quiere decir ser ateo

Para empezar, ser ateo no quiere decir no creer en dios. Un ateo no se define en relación con los religiosos, sino en función de su propia visión del mundo, que no requiere caer en la respuesta burda “dios” o “poder superior” para responder las cuestiones fundamentales del sentido. Y ser ateo no quiere decir tampoco sentir a la existencia vacía: esa es la representación que un creyente hace del ateísmo porque para él, si no hay dios, entonces esta realidad carece de sentido y de orden. Para el ateo el sentido no viene dado por ninguna realidad trascendente ni por ninguna existencia inmaterial y superior. La existencia tiene sentido de por sí, y en verdad tiene un sentido superior al de nuestras fuerzas. La vida es perfecta como es: avasallante, feroz, increíble, sensacional, compleja, desbordante, exhuberante, maravillosa, incomprensible. Que no pueda comprenderse no quiere decir que haya que apelar a dios, hay que entender y aceptar que la vida no es un fenómeno para comprender sino para experimentar, es plena en sí misma y no va a dar a ninguna parte. Tras la muerte, nada.

Aquí es cuando los religiosos dicen: ¿entonces no hay nada más, es sólo esto la vida, este pasar y perderse, todo esto para nada? Y donde un ateo debe responder: ¿qué, te parece poco, querías más, te hace falta más? Claro que es dura la certeza de que vamos a morir, pero eso no lo hace menos cierto. Podemos mentirnos, hacernos los que dudamos, decir “nadie sabe qué hay más allá”, pero creo que hoy en día, en el nivel de conocimiento que hemos alcanzado esta respuesta es siempre fingida y resulta poco creíble.
Y dos cosas más: los creyentes creen que sin religión no hay valores. Pues se equivocan, pretenden adueñarse de los valores como si estos no pudieran surgir de donde surgen realmente, de perspectivas humanas consensuadas a veces y a veces no. El valor no tiene origen divino y trascendente, es humano y problemático, como todo, y no está mal que así sea. La otra cosa: hoy en día hay muchos ateos que no saben o no aceptan que lo son. Muchas personas siguen con la tradición religiosa porque no quieren bancarse la dificultad de confrontar consigo mismos y con los demás, pero no creen realmente en dios. ¿Quiere decir que no creen en nada? El creyente suele decirle al ateo: bueno, no creés en dios pero creerás en algo, en vos, en la naturaleza, en algo más grande… El ateo debe responder: en la frase “yo creo en dios”, la parte clave no es “dios”, la parte clave es el “yo creo”. Los ateos no creemos, no tenemos la estructura de la fe para encontrar el sentido de la vida. El sentido está en nuestra sensibilidad misma, en nuestro deseo, en nuestro cuerpo, a cuyo refinamiento sensual le corresponde el nombre de espiritualidad sin que haya que recurrir a ninguna inmaterialidad innecesaria. Y no por eso somos inmorales o poco constructivos socialmente, tal vez justo lo contrario. Respeto a los creyentes, pero trato de que se respete a los ateos, cosa que no sucede del todo. Hay creyentes que me tocan el timbre para hablarme de dios, ¿podría yo, ateo, salir los domingos por el barrio para decirle a la gente que no necesita esconderse tras el truco de la fe?


Alejandro Rozitchner. Filósofo.

http://100volando.blogspot.com/2007/04/qu-quiere-decir-ser-ateo.html

El color del Jazz


¿Lo conocen?
¿Ya lo tienen?
¿No?
¿Lo quieren comprar?
No se lo pierdan, es una pieza de colección!
150 fotos de 122 artistas de 16 países tomadas en 22 ciudades de 10 países de América y Europa.
El primer libro de fotografía y jazz editado en América Latina...

19.6.09

Carl Jung

Hoy leí esto, me pareció una opinión muy interesante. La comparto.


“The most intense conflicts, if overcome, leave behind a sense of security and calm that is not easily disturbed.”
“It is just these intense conflicts and their conflagration which are needed to produce valuable and lasting results.”


Carl Jung

15.6.09

Dimes & Diretes


"Si te caes siete veces, levántate ocho".
Proverbio.

"Ser culto para ser libre".
Grafitti anónimo.

"Olvídate de la religión y habla con Dios".
Leena Conquest.

"En este país (Argentina), el que piensa distinto lo paga caro".
Manolo Juarez, pianista y compositor .

"¿Viejo yo? viejo es el mar y todavía se mueve".
Expresión popular limeña.

"No dejes el camino por una mala vereda..."
Canción popular cubana.

"El arte es siempre una mentira que revela la verdad".
Picasso

11.5.09

Malentendido

Malentendido
Para "Siempre se vuelve"

Durante mucho tiempo, cuando era niño y asistía a misa, porque el hacerlo me iba a salvar de algo que no recuerdo, me parecía oír al cura una frase que me confundía y me provocaba ciertos temores. La frase en cuestión era "cordero de dios que quitas el pescado del mundo, danos la paz". No tengáis en cuenta mi evidente deficiencia auditiva, que se solucionó cuando mejoré mi higiene y mi familia aprovechó para encerar gratis el parqué, al menos tres veces.

El caso es que le daba vueltas a esa frase y no la podía entender. Me solía hacer las siguientes preguntas, ¿la escasez de pescado era por causa de los corderos?; si esto era así, ¿cómo hacían los corderos para quitar el pescado del mundo y a quién se lo quitaban? Nunca había visto ni había oído hablar de un cordero que supiera pescar. Y de todo esto, ¿qué tenían que decir los pescadores?. Según mi interpretación, los corderos nos daban la paz y nos quitaban el pescado, plato, este último, que siempre satisfizo con holgura mi paladar.

Por oposición, el pescado me parecía un elemento capaz de provocar una guerra; el cómo podría hacerlo, aún me generaba más angustia. Me imaginaba una legión de habitantes submarinos conspirando contra dios y sus corderos, planeando incesantes guerras, a saber con qué métodos perversos. De acuerdo con lo que decía la televisión en aquellos tiempos, iban ganando los pescados porque siempre había una guerra, lejos, eso sí, en Vietnam, pero había una. O sea, que ese dios omnipotente y con ganado lanar, del que me hablaba el cura, iba perdiendo.Era una contradicción. Si perdía siendo omnipotente, era porque se dejaba ganar, y si se dejaba ganar no nos daba la paz, sino la guerra.

Viví bastante tiempo de mi infancia sin saber si blasfemaba, sospechando de los peces, y observando a todo cordero que estuviese a mi alcance, por si se acercaba al mar. Hasta que pude oír la frase correctamente, allá por mayo del año 68. Pero entonces descubrí que me gustaba más como en un principio la había entendido. Ya no había preguntas, sólo ruegos. No había nada a descubrir, estaba todo claro. Mientras comas su cordero, dios te quita los pecados, te da paz, y te sube el colesterol. Debo confesar que esta certeza provocó una ausencia de moralidad total en un periodo de mi vida, además del consecuente riesgo de infarto.

Si tenía un ataque de ira, comía cordero. Si amaba con todas las imprescindibles variantes de la lujuria, comía cordero.Y así, cualquier pecado diario que cometiese tenía su inmediato perdón zampándome unas chuletas, o cualquier otra parte del cordero.La verdad es que ahora ya no tengo la convicción de haber interpretado bien la frase. Y os puedo asegurar que no se debe a la cera que pueda o no almacenar en mis oídos. Lo cierto es que me cuesta creer que dios exista y que, además, sea propietario de un cordero. No espero el perdón, ni siquiera sé si es necesario.

Existe el pecado, sí, y también existen las sardinas.

Heriberto Berón

25.4.09

Los sueños despiertos.

Cuando no se sabe adónde ir, nunca se llega a donde no se sabe. Cada uno a su manera guarda en el cerebro un surtido de objetivos que algún día desearía hacer realidad, porque los intuye como logros para su bien personal e incluso su felicidad.

Conseguir la armonía con quienes hay mas proximidad de cerebro y alma, establecer una nueva relación que excite los poros, descubrir ese alguien que apague las soledades, hacer posible ese viaje o aquel trabajo, leer y asumir aquel libro, adelgazar aquellos kilos…una infinidad de objetivos e ideales, de sueños personales e intransferibles que vamos construyendo y tejiendo a lo largo de nuestra vida.

Es lógico que muchas de nuestras actuaciones las hagamos pensando en hacerlas posibles cuanto antes, porque cuanto mas se pierde el tiempo, el tiempo menos responde.

La intención y el esfuerzo para conseguir lo soñado siempre estiran la energía, hinchan la pasión y optimizan las neuronas: nos hacen vibrar, que es la forma mas llena y bella de vivir.
Incluso en las épocas de mayor abatimiento, cuando el suelo se nos ha hecho barro y el aire arena, hay que formularse un deseo posible, asirse a un ideal y concentrarse en conseguirlo, porque sólo ahí es donde encontramos el ápice de energía que nos permite sentir en nuestro interior una lejana y a veces casi imperceptible vibración: la del retorno a la vida.

Siempre hay que soñar…incluso para seguir bien despierto.

Ángela Becerra
– 20-6-2007 Diario ADN, Barcelona.

24.4.09

Pensamiento sobre el jazz.

"El jazz- escribe en las primeras hojas Heble- trata sobre construir comunidades propositivas de interés e involucramiento, sobre revigorizar la vida pública con la magia del diálogo y la colaboración(...) el jazz es una forma innovadora de práctica cultural(...) el jazz ha servido y continuará funcionando para importantes fines culturales y políticos (la lucha contra la segregación, contra la colonización, por los derechos civiles, las luchas por la igualdad, la auto-representación, por el control de los modos de producción, etc.; y una historia de su teoría y su práctica pueden revigorizar nuestro entendimiento de la función social del arte, del papel de la culturaen la desestabilización de determinados modelos de producción de conocimiento."

Ajay Heble (Canada)

22.4.09

¿Hacer o no hacer?

"Vale más actuar exponiéndose a arrepentirse de ello,que arrepentirse de no haber hecho nada". Giovanni Boccaccio (1313-1375); escritor italiano.

¿Tendrá razón Boccaccio? Francamente, a veces lo dudo...